lunes, febrero 20

LA MIRADA PUESTA AHI



Un viaje es siempre una manera de ver desde "otro punto de vista", para adentro y para afuera (se puede dividir tan fácilmente? - diría Magritte -).

El SUR existe y es bello. Yo me fui de vacaciones a Pto Pirámides, un lugar donde hay cerros formados por arcilla y trocitos de cosas petrificadas y conchas de moluscos, y un mar como el de los sueños.

Hay un viento que te sacude en sus redes. Es que tiene cuerpo es de verdad un Dios y es el viento que quiero sentir en la cara cuando creo que ya no soy.

Y me traje cosas de mar, creyendo que en la ciudad no había departamentos y teléfonos celulares y caminos perdidos y camiones de "recolección de residuos" y madres, y muertes. Ahora les puedo mandar una foto del desierto.

Y hubo helados de dulce de leche, niños de 3 años con ojos como pájaros que sueñan con peces, conchillas de mar saladas como la lengua del oceano, caracoles, mate con desconcidos. Hubo flores silvestres que me mostraron su leche natal.


FLORES

Un pájaro me surca el pecho
y me ahogo en su pico de montaña.

Aún busco, aún espero,
aún pienso demasiado.

Cada flor del camino se abrió para mí.
Esta es mi única riqueza.

6 comentarios:

arroz de sol dijo...

¡ahora sí llegaron las fotos! quería felicitarla y decirle que usted, Clara Vasco, ve las cosas como yo quisiera vivirlas.
Todo el blogger inspira poesía!

wendy dijo...

pasa por mi blog, tienes una tarea, a peticion!!

gracias por la visita...

Gerardo Curiá y Lidia Rocha dijo...

Tu blog está cada vez más lindo, me encantaron las fotos.

¿un poema? dijo...

Dicen que solo es un sol, pero todos lo ven y lo dicen, y lo escriben.
Todos lo ven.

Después cantan.

Noctiluca dijo...

que bueno que canten, que bueno que nos deje sus poeticas reflexiones, "un poema"

noctiluca

¿Un poema? dijo...

Y...los poemas somos así: decimos lo que decimos para decir otra cosa.
Excelente la galería de fotos, Noctiluca (!)
Le dejo un pequeña poesía:

Hay que amar a quien siempre amó, porque vive la vida despidiéndose, inventándose, regresando en cada encuentro sin sentencias.
Quien es amor arrebata al olvido su piel invisible
para hacerlo voraz, definitivo.
Transparente.