sábado, abril 22

El árbol de Berlín



El árbol de Berlín
es pasto para los niños
sueña que es un árbol del mundo

mientras su canto es tierno en las mañanas
cuando el día pasa
responde al ruiseñor con sonidos
sibilantes y misteriosos
como el nombre que traemos al nacer

El árbol de Berlín
cuando cae la tarde
se despide del murmullo
la savia
que al amanecer estallaba
en el corazón de las hojas
se aquieta como un cuerpo en resistencia

Azul
Pájaro
Trueno

Amarillo y negro el árbol del otoño
me pregunta todo lo que no
puedo decir .
Apenas me acurruco entre sus secretos
y me abrazo al tronco:
firme sobre la tierra

21 comentarios:

MICHELLE DE LAS MERCEDES dijo...

NOCTILUCA , GRACIAS POR LA VISITA .

LINDO POEMA .

BUENA SEMANA

BESOS

MICHELLE

MaleNa dijo...

nostalgioso àrbol, que se queda sin voz a veces.

siempre hay que palpar, acariciar, tocar para adentrarse en la esencia.

veo que lo haces con tus acurrucamientos.

abrazo de Flores a Palermo-

amelche dijo...

Ay, se nota que estáis en el otoño. Nosotros en la primavera. Pero siempre es buen momento para agarrarse a un árbol y reflexionar sobre la vida y sentir tus raíces, de dónde vienes y a dónde vas.

Nanny Lidia dijo...

Que sentiemiento sereno da leer esto, a pesar de todo el otoño trae sus encantos, supongo que es con los ojos que se miran las cosas. un besote.

Edge dijo...

Los arboles de otoño son lo mejor...

Los miró y recuerdo a Van Gogh...

SalU2
T.

Madison dijo...

Hermoso poema..
Saludos
Madison

xnem dijo...

Es curios ver como en los blog de por aquí arriba se enciende la primavera y por ahí abajo se "enciende" el otoño, los árboles resplandecen también en esta época. Saludo!

Reaño dijo...

si es un árbol que sueña con ser del mundo también será el árbol del pájaro cantor..
es un hecho, como los otoños y las primaveras...

LEO MARES dijo...

bello árbol.
Mi último cuento también termina en un abrazo, te gustan los cuentos?
un saludo

Marga dijo...

Ummmm los árboles amarillos! me encanta esa tonalidad en ellos, mezclado con el naranja, el rojo, el marrón... y a veces también me gusta abrazarme a ellos, sentir la corteza dura y rasposa, una costumbre tonta desde peque. Bien por tu árbol!!

Besosssss con hojas

Reaño dijo...

triar, piar, hojear, vivir

elescaramujo dijo...

espero que al escuchar los fados te hayan gustado, yo creo que perdí mi cd de Mísia,espero encontrarlo, me estaba acompañando mucho últimamente, y la cabeza anda en tantas cosas...

besos!

MaleNa dijo...

Vine para abrazarte..simplemente.

elescaramujo dijo...

Clara:
otro de mis correos es elescaramujo@interlap.com.ar

el de hotmail tiene tantas cosas entrañables que me da no sé qué borrarlas y casi está completo,para archivos grandes no me sirve mucho. estás segura de que salí bien? jeje, tenía un terrible agotamiento ese día y creo que mi pelo era un desorden desproporcionado!
Besos

Lidia dijo...

Hermosos poemas y fotos. Gracias por colgarme fotos en Valknutr-Nueve Mundos (soy tan inútil)
Las del 4 son muy ¿sugestivas?
¿Conozco a Malena?

Luna Guerra dijo...

Tus textos no dejan de sorprenderme. Parebéns!!!

En marzo posiblemente estaré en Baires, para ver el otoño. Tal vez haya café en el bar de la Biblioteca.

Besos cariñosos.

M

Noctiluca dijo...

Seguro Marcelo, habrá café !
besos

Andrés Haedo dijo...

MUY LINDO POEMA!

ANDRES
http://deseodelalba.blogspot.com

viejoleon dijo...

Hola Negra,

Es un poema muy redondo, equilibrado y bello. Tal vez sobresalga una punta, al final, que podria podarse mejorando el conjunto. En mi opinion, el final perfecto seria:


Amarillo y negro el árbol del otoño
me pregunta todo lo que no
puedo decir .

mmm dijo...

Este árbol tendría que hablar con el de Conti...
(!!!)

arroz de sol dijo...

Quizás si escribo acá, usted ya no me lee...no sé si las leyes de lectura de un blog exigen ir siempre abajo de la nueva entrada...En fin, acá me quedo hoy, porque hace frío, porque es un día de esos de inspiración y sin embargo apenas si siento la presencia de la metáfora pero no el aliento con el cual decirla. Acá me quedo, debajo de tu árbol, Clara Vasco, diciendo que te quiero, que te quiero...