domingo, octubre 8

Un barco entre los árboles y las cabras.













El barco-hotel de lujo nos transportaba por aguas tranquilas. Con Annette preparábamos nuestra participación en el concurso de baile. Tango. Ella haría de "varón". Yo me quería ir a bañar, pero parece que las duchas estaban ocupadas, y además no dejaban de suceder cosas que me impedían concretar algo tan simple como bañarme y vestirme para el baile... Recorría pasillos escuetos, había camionetas verdes. En una de ellas dejaba parte de mi ropa. También había una familia que quería fijar en la tierra su casa rodante... Luego en el barco cuando estaba por llegar a la ducha, envuelta en una toalla blanca, un guardia intenta impedirme pasar porque una señora se había desmayado. Le expliqué lo imperativo del tema agua-jabón-baile y pareció entenderlo. En las escaleras me topé con mi amiga Norita, que tenía el pelo más largo y estaba con su hija Sofía, mi ahijada. Apenas nos saludamos y ella acercó una mirada compasiva, casi de lástima.

Volví a reunirme con Annette. Nos quedaba poco tiempo para practicar. Podíamos bailar un tango básico, decente. Ella parecía un poco dispersa y no tan interesada en el concurso como yo... así que me dejé llevar.

Así, sin más, empecé a viajar en una especie de lancha muy larga, atravesábamos el mar o el río, entre delfines y ballenas y cormoranes, hendiendo las aguas y formando estelas blancas a los lados. El muchacho que manejaba era muy lindo. Entonces yo ya no estaba adentro sino que veía desde arriba. Veía como el lecho del río ahora era tierra, con vacas y caballos y verde. Y un momento después era agua y el muchacho hacía algo curioso. El corría frenéticamente detrás de una ballena, que era una bola gris bien redonda, hasta poder tomarla entre sus brazos como a un niño y reencauzarla en la dirección más vital. Así, lo vi salvar a dos o tres ballenas con mucha destreza y precisión. La sensación de todo el viaje fue tan potente ! Y yo estaba allí todo el tiempo.

Al despertar no quería desprenderme de las sensaciones en el cuerpo, del azul y blanco del agua, de la velocidad de la lancha, la belleza del lecho del río cambiando rápidamente de color y forma como un rompecabezas acelerado. Traté de seguir allí dentro, y aparecieron otras voces.

Cuando dije que quería cumplir con mi trabajo, Lidia me preguntó "qué era cumplir con mi trabajo". Y aún no tengo la respuesta.

14 comentarios:

Made in China dijo...

Buen relato, Noctiluca! una vez mas, me has hecho caer en ese estado beatifico y pasional que causan las metaforas, el ritmo, la poesia.
respecto de la pregunta de Lidia...
Creo que solo nos debemos a un mandamiento, deber, cumplimiento, sentencia, como querramos llamarlo: "Amarnos los unos a los otros como El nos ama"
Perdone si suena "muy biblico", pero creo que es un buen deber en este mundo, el amor se cumple o se realiza a traves del trabajo, del poema, de la sensacion de un suenio, de una casa nueva, de un arrocito compartido, de una clase, de un buen abrazo, de una llamada con te a destiempo...Usted es puro amor, Noctiluca, y si nuestro deber es amar (y como consecuencia unica viene la felicidad real) usted lo hace de maravillas, es una gran amiga y una persona indescriptible, tiene muchos dones!!!! y cierta paz que no sabria aqui adjetivar.
GRACIAS POR TU ESCRITURA.
GRACIAS POR TU CONFIANZA.
GRACIAS POR TU AMISTAD. :-)

amelche dijo...

El hombre de las ballenas, ¿era Xnem?

Noctiluca dijo...

ALGO DE MI,
Gracias !!! Ud. sabe que para mí ud. también tiene muchos dones y que su forma de amar y de ver la vida es absolutamente inspiradora y necesaria !
Besos miles que vuelan a China...

AMELCHE,
JA !! no, no era Xnem, aunque Xnem sea muy guapo. Era un muchacho más jovencito, pero muy energético y realizaba una bella tarea. En eso se parece a Xnem !!!
Besitos...

karlos dijo...

Bello relato...seguiré viniendo por aquí.

Un saludito.

Made in China dijo...

Y ahora una imagen! todo un placer descansar en el sabor de su metafora, Noctiluca! :-)

Pam dijo...

Ey!! Muy descriptivo! Tanto que casi me sentía allí...observando el chico "lindo" y viendo el agua brillar...

Babèlia dijo...

Creo que seguiré pasando por aquí... sin duda... un abrazo.

Ave rapaz dijo...

Un placer deambular por cielos en la lejana Argentina, cómo disfruto del tango, tan sensual y tan erótico.

Tengo una especial simpatía por las argentinas, lástima que no conozco a ninguna en la vida real, pero ya te conozco a tí en el mundo bloggero.

Me imaginé un buen panorama, en la lancha, los ambientes, todo, excepcional.

saludos.

MaleNa dijo...

Me gusta.

Sumergirse no es poca cosa.

:*

Ther dijo...

Me gusta, me encanta descubrir blogs nuevos.
Fantástico relato.

arroz de sol dijo...

Hola, Nocti! te dejo arroces recien tostados desde el amanecer.
Tuve dos suenios esta noche, me encantaria contartelos porque siempre son oportunas y poeticas las claves que me sugeris para interpretarlos.
QUE BIEN ESCRIBIS.
(Vos sabes cuanto me gusta)

vozrecordativa dijo...

GRACIAS!

flor dijo...

Noctiluca, cómo estás? Qué alegría saber de una compatriota en el mundo blog... Y más una que incluye en sus posteos el tango, y a ISMAEL SERRANO! (a quien admiro montonazo).

Te cuento que como estoy con mononucleosis no puedo postear seguido, ni pasar a visitarlos, pero cuando me deja el médico sentarme un rato me vengo directo a la pc. La verdad es que me sentí muy cómoda en tu espacio, así que seguiré viniendo si me lo permitís.

Me alegro que te haya gustado mi perfil. A mí me gustó mucho tu foto! jaja... está Super buena.

Un besote enorme. Te espero cuando gustes en mi sitio.

Babèlia dijo...

Paraules?... Son palabras... un beso y gracias